“Como Pez en el Agua” en el CHZ de Zaragoza

RB-portadaFBK

Grandes nadadores se han ahogado por perder los nervios. El agua puede ser traicionera… pero, tranquilo. Mantén la calma, flota, déjate mecer por su vaivén, abandónate a la suavidad líquida y hazla tuya.

 El agua también puede ser tu aliada. Juega con ella. Nada a contracorriente, bracea, boquea, inspira, aguanta la respiración, sumérgete y saca la cabeza de nuevo. Siempre hay una razón para seguir nadando.

 Hazlo sin miedo, porque el agua absorbe tus gritos, guarda tus secretos, ahoga tus angustias. Sumérgete en tus propios sueños y bucea en tu cabeza, siente ese ligero sufrimiento placentero que provoca la apnea.

 A mí me hubiera gustado ser sirena, pero tuve que conformarme con taparme la nariz en la piscina, porque para aprender a nadar hay que tragar antes mucha agua. A veces te atragantas, a ratos el agua se te va por otro lado, pero el paso de los años convierte a un nadador en un experto en seguir a flote, en tocar fondo, volver a coger aire y continuar remando, avanzando. Siempre con la misma ilusión de creerse pez y sentir en sus agallas la caricia azulada.

 Cuando tengas miedo, ante los mares de dudas… salta. Lánzate a la piscina. Salta sin mirar, porque hay cosas que sólo se ven con los ojos cerrados.

 Rosa Balaguer

 

 

Como Pez en el Agua es el nombre de la instalación artística que del 29 de abril al 17 de julio de 2016, tuvo lugar en el Espacio Tránsito del  Centro de Historias de Zaragoza (Plaza San Agustín, 2, Zaragoza).

 

blog1baja  blog2baja

blog4bajablog3baja

Imágenes: Lourdes Alcalde Fotografía

Anuncios